Navegación por categorías

Navegación por categorías

Atrás

Atrás

Evaluación Ambiental

El Principado somete la Estrategia de Acción por el Clima a un proceso de participación ciudadana

La Consejería de Administración Autonómica, Medio Ambiente y Cambio Climático ha iniciado el procedimiento de participación pública de la Estrategia de Acción por el Clima del Principado de Asturias 2023-2030, con el fin de recibir aportaciones al documento como paso previo a su aprobación por el Consejo de Gobierno. El borrador está disponible para su consulta en el portal Asturias Participa (www.asturiasparticipa.es) y el plazo para realizar propuestas concluye el 27 de marzo.

 

Esta estrategia incluye dos retos fundamentales: avanzar hacia una economía asturiana neutra en carbono a través de una transición justa, basada en los principios del desarrollo sostenible, y minimizar la vulnerabilidad del territorio y de la sociedad frente a los efectos negativos del cambio climático. Se trata de una de las principales herramientas del Ejecutivo autonómico para incluir la mitigación y la adaptación al cambio climático como prioridades de la acción política en todos los ámbitos. Además, cumple el compromiso adoptado en la declaración de emergencia climática aprobada por el Principado el 12 de noviembre de 2021.

 

Para su elaboración se han tenido en cuenta las aportaciones de la Comisión de Coordinación de Acción por el Clima, creada con el fin de asesorar sobre el cambio climático, analizar las medidas para la transición ecológica que afecten a la comunidad e identificar oportunidades tecnológicas y de captación de financiación.

 

La viceconsejera de Medio Ambiente y Cambio Climático, Nieves Roqueñí, ha destacado la voluntad de su departamento de elaborar una planificación que acerque a la comunidad a un objetivo muy ambicioso, pero irrenunciable: la reducción, en 2030, de las emisiones totales de gases de efecto invernadero en un 55 % respecto a 1990. “Queremos sentar las bases para alcanzar la neutralidad climática en 2050, contribuyendo a los objetivos de mitigación nacionales y europeos”, ha precisado.

 

En este sentido, la estrategia se alinea con los esfuerzos de descarbonización que plantea la Unión Europea (UE) en su hoja de ruta a largo plazo y con los compromisos que España recoge en su Plan Nacional Integrado de Energía y Clima 2021-2030.

 

Asimismo, en cuanto a la mejora de la capacidad adaptativa del sistema territorial asturiano frente a los riesgos derivados del cambio climático, se articula tanto con la nueva Estrategia de Adaptación al Cambio Climático de la UE como con el Plan Nacional de Adaptación al Cambio Climático 2021-2030.